Realidad Virtual ¿qué y cómo?

0
612

Desde hace más de 30 años se viene desarrollando esta tecnología que cada día está más al alcance de los usuarios, en Colombia ya podemos acceder a ella con costos muy amigables, empresas como Google,Samsung,  luchan por ser los primeros en nuestro territorio.

¿Qué es la realidad virtual?  

Podemos definir la Realidad Virtual como un entorno de escenas generadas por un dispositivo informático. El usuario se sumerge dentro de este entorno por medio de unas gafas o cascos de Realidad Virtual. Disponen de unas lentes que amplían el ángulo de visión creando la sensación de estás dentro de la escena. Además se genera una imagen 3D, que aumenta la sensación de realismo.

En ocasiones las gafas están acompañadas de guantes con sensores, mandos con control de movimiento o cámaras de posicionamiento que permiten hacer cosas como andar dentro del escenario o tocar los objetos virtuales.

Es importante darse cuenta de que la realidad virtual no tiene nada que ver con ponerte una pantalla en los ojos. Su tecnología consigue que tu cerebro crea que estás dentro del entorno virtual, hasta el punto de que tu cuerpo reacciona como si realmente estuvieses allí, aunque sabes que no es así.

¿En qué se diferencia la Realidad Virtual de la Realidad Aumentada?

La Realidad Virtual propone escenarios virtuales generados al 100% por un dispositivo informático (un ordenador, una consola, un smartphone). La Realidad Aumentada mezcla un escenario real capturado a través de una cámara, con objetos y personas virtuales integradas en el escenario real.

¿En qué se diferencia la Realidad Virtual de las películas en 3D?

Las películas en 3D ofrecen un vídeo pregrabado que se proyecta en tres dimensiones. Este vídeo sólo se puede ver desde un lugar fijo. La Realidad Virtual genera un escenario 3D en tiempo real, que el usuario puede explorar libremente desplanzándose o moviendo la cabeza. Haciendo un símil, es como estar dentro de una película 3D.

¿Cómo funciona la Realidad Virtual?

Para disfrutar de la realidad virtual se necesitan dos dispositivos esenciales: las gafas que contienen la pantalla que envolverá los ojos, y el dispositivo informático que generará el entorno virtual (un ordenador, una consola o un smartphone).

Las gafas constan de una pantalla y unas lentes. La pantalla puede estar incluida en las propias gafas, o utilizar la del smartphone. Con este sistema simplemente vemos una pantalla pequeña, con sus bordes cuadrados. Aquí es donde entran en juego las lentes, que amplian el ángulo de visión, generando la sensación de que la pantalla abarca todo tu espectro visual.

El dispositivo informático genera dos imágenes diferentes, una para cada ojo, produciendo un efecto 3D similar al de las películas 3D.

Las gafas disponen de sensores de movimiento que permiten al entorno virtual reaccionar en función del movimiento de la cabeza: si la giras a la izquierda, la vista se moverá en esa dirección, generando la sensación de que puedes observar libremente el entorno 3D.

La mayoría de las plataformas incorporan una serie de periféricos opcionales que aumentan el realismo, como es el sonido 3D, gamepads con sensores de movimiento para desplazarse y tocar cosas, y cámaras y sensores de posicionamiento para detectar tu posición en el entorno 3D.

¿Es seguro para los ojos?

Es cierto que colocarse unas pantallas a unos centímetros de los ojos impone respeto, pero hay que tener en cuenta que las pantallas creadas para la realidad virtual utilizan tecnología OLEDque emite una luz propia de baja intensidad. Además las lentes situadas entre los ojos y la pantalla actúan de escudo protector. Esta tecnología lleva desarrollándose durante más de cuatro años y se ha probado y analizado intensivamente durante miles de horas, además de superar todos los controles de seguridad de la industria. Por tanto, es complemente segura para la vista.

Las sensaciones de mareo que producían los primeros prototipos se han eliminado al aumentar la tasa de refresco de las pantallas. Es cierto que por la propia tecnología y las imágenes 3D que se usan, puede provocar incomodidad después de un uso prolongado, pero no es muy diferente a la de las actuales gafas 3D.

Los propios fabricantes recomiendan descansar un rato cada media hora y no conducir o realizar tareas de riesgo hasta pasados minutos, tras utilizar unas gafas de realidad virtual.

Fuente: https://computerhoy.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here