Entregadas el fin de semana 66 casas más en La Madrid

0
1664

Con la satisfacción de estar cumpliendo la palabra empeñada, el gerente de Villavivienda Felipe Suescún y la Gobernadora del Meta, Marcela Amaya, entregaron 66 viviendas más en el sector de La Madrid, a igual número de familias que a partir de este momento, cuentan con un lugar propio en el que además de vivir, podrán conformar un bonito hogar.

Suescún participó de la entrega de estas 47 viviendas, que se suman a las 19 que fueron adjudicadas el pasado 16 de mayo por el Gobierno ‘Unidos Podemos’ y que de esta manera cumple con la meta de construir 3.196 casas, de las cuales sólo restan 135 por terminar y que serán entregadas en el mes de junio, según lo confirmó el gerente de Villavivienda. La actual administración completa 4.916 casas otorgadas a igual número de familias que hoy cumplen su sueño de tener techo propio.

El gerente de la entidad municipal también anotó que las viviendas que empezaron con un avalúo de 44 millones de pesos al inicio del proyecto, ya están en 54 millones y que además de contar con dos habitaciones, un baño enchapado, una sala con cocineta y un patio de 24 metros cuadrados en el que pueden ampliar y construir, podrán acceder al megacolegio para 900 estudiantes, al Centro de Desarrollo Infantil (CDI) para 300 niños, y al parque lineal del sector, que pronto empezarán a ser construidos.

Durante esta entrega, una de las beneficiadas fue doña Rosmira Giraldo (foto 2), una mujer muy trabajadora y reconocida por muchos villavicenses que la vieron por años en el centro de la ciudad, vendiendo dulces acompañada de su hijo, quien tiene una discapacidad, y al que siempre lleva en su silla de ruedas.

Doña Rosmira, con sus lágrimas, expresó la infinita gratitud y la emoción que sintió al recibir su casa, después de 20 años de tener en su cabeza esa ilusión. El sábado recibió las llaves con las que pudo abrir la puerta del que ahora será el hogar en el que compartirá con su esposo y con su hijo de 37 años, la tranquilidad de vivir en lo propio.

“Desde que llegué a Villavicencio yo anhelaba tener una vivienda digna y gracias a Dios, a mamita María y al alcalde Barbosa, que desde que lo vi le dije cuál era mi sueño y hoy es una realidad. Dios lo bendiga”, agregó Doña Rosmira, quien desde hace dos décadas vive en una habitación con cocineta en el barrio Villa Julia. Allí, en las mañanas, mientras ella realiza las labores del hogar, su esposo, quien está muy enfermo, cuida de su hijo. Ya en las tardes, sale con su hijo a vender los dulces, actividad que por muchos años realizó en el centro de la ciudad, pero la variabilidad en el clima, lo cual afecta a su hijo, la llevó a pedir permiso en el centro comercial Viva Villavicencio, a donde se ubica a hacer sus ventas.

Hoy, no sólo doña Rosmira, sino 65 familias más amanecen con una nueva ilusión: decorar su casa, hacer adecuaciones y organizar allí el hogar que todos deseaban tener.

/Alcaldía de Villavicencio

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here