Liberación de especies realizada por Cormacarena en la Reserva Civil Yurumi

0
241

El sábado 21 de julio se dió la culminación de un proceso muy importante, con la liberacion especies que llegaron al Bioparque Los Ocarros, a través del Centro de Atención y Valoración Veterinaria (CAVV), convenio establecido con Cormacarena, para la atención de las especies faunisticas que llegan por diversos factores de riesgo, algunas decomisadas, otras, víctimas de trafico de fauna ilegal, maltrato, atropellamientos sobre las vías, o entrega voluntaria de sus tenedores.

La Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca, entrego 5 especies que fueron liberadas ese mismo día.

Beltsy Barrera Directora de Cormacarena resaltó la importancia de la actividad de liberación desarrollada en la reserva civil Yurumi: “Es uno de los ejercios más bellos que tiene el área ambiental y que consiste en la recuperación de la fauna silvestre, reintegrando a las especies que han sido víctimas del tráfico ilegal o que han estado como mascotas y que son rehabilitados en el Bioparque Los Ocarros.  Hay personas que están dedicadas a que en sus fincas existan escenarios importantes donde el bosque natural y el agua se transformen en refugio para que estas especies regresen nuevamente a la libertad. Este escenario se convierte en un centro de educación para las nuevas generaciones, aprendiendo y recordando que la fauna silvestre no debe estar en nuestros hogares”, indicó la Directora.

Carlos Rojas, médico veterinario del Bioparque Los Ocarros, informó que son  63 individuos de diferentes especies (aves, reptiles y mamiferos). Rojas enfatizó en la importancia de hacer que la fauna silvestre, permanezca silvestre: “Son del bosque y no se deben extraer de su medio. Cuando se sacan de su habitát ellos sufren, afectándose su sistema fisiológico, digestivo, generandoles estrés y mucho sufrimiento.  Nuestra recomendación es no tener animales silvestres, máxime cuando muchos de ellos están en vía de extinción, algunas especies ya no existen en los ecosistemas de la Orinoquía Colombiana, ni en Colombia”, expresó el veterinario.


Carlos Alberto Parra, médico veterinario del grupo bióticos de la Subdivisión de gestión de Cormacarena, nos habló acerca de las cinco condiciones que se deben garantizar a los animales silvestres y domésticos, para decir que los animales tienen bienestar:

  1. Acceso a alimento, el cual debe ser un alimento adecuado, balanceado y de conformidad a la especie, de acuerdo con su dieta alimenticia y su adaptación. De conformidad con ese conocimiento, se sumistran las fuentes de alimentación requeridas.
  2. El acceso al agua, que debe ser de calidad, limpia, abundante y directamente  proporcional a la especie, los animales deben tener acceso al agua, no solo para su consumo, sino para desarrollar sus funciones vitales, muchos de ellos hacen sus cópulas, eyecciones y orine dentro del agua, como sucede con los chiguiros y dantas.
  3. El acceso a la atención médico y veterinaria, se cuenta con médicos idóneos, que están certificados, formados y avalados para la atención, en este caso de fauna silvestre.
  4. El acceso a los biólogos que evalúan no solamente la parte comportamental de las especies, sino también lo que tiene que ver con la clasificación taxonómica, la distribución con las áreas de vida y con todo lo que tiene que ver con el aspecto biológico y su relación con su grupo y otras especies, al igual que su papel dentro del ecosistema.
  5. Acceso al hábitat, dónde se refugian, dónde cumplen muchas de sus funciones vitales como las de descanso, cópula, reproducción, atención parental, etc, y que correspondan a su área de distribución. No podemos llevar animales del páramo para la zona cálida, tampoco llevar animales de la zona cálida para el desierto, sino que hay que brindarles el bienestar de acuerdo a su distribución geográfica también.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here