Mujeres que transforman vidas: Marbel Torres

0
1244

El papel de la mujer en nuestra sociedad adquiere relevancia cada día, llevándola a superar barreras que por años han sido talanqueras en su desarrollo, haciendo que sean transformadoras no sólo de su propia vida, sino de su entorno. En esta edición, Llanoalmundo.com inicia un ciclo de entrevistas con mujeres representativas de la región en todos los ámbitos, ya sea empresarial, político, social, cultural, entre otros.

Hablar de logros y superar retos es fácil cuando se tiene como referente a Marbel Torres, quien desde muy joven trabajó para pagar sus estudios de educación superior, obteniendo el título de abogada de la Corporación Universitaria del Meta, y el de Especialista en Servicios Públicos Domiciliarios de la universidad Externado de Colombia. Esta villavicense lidera desde el 2013 una de las empresas más estables de la región: Bioagrícola del Llano.

La Ejecutiva, que hace parte de una familia llanera, es la menor de cuatro hermanas y está dedicada de tiempo completo a su desarrollo profesional y empresarial.

Torres, inició su experiencia laboral como asistente jurídica de Bioagrícola del Llano en el año 2004, pasados dos años, renunció para ser Secretaria del Juzgado Primero Administrativo de Villavicencio, allí laboró durante un año y regresó nuevamente a la ya mencionada empresa privada, como Jefe Jurídica del Área Administrativa.

En el 2009 se creó un grupo jurídico para las dos compañías Llanogas y Bioagrícola, el cual lideró hasta el 2013. Desde el cargo que desempeñaba llegó a conocer las necesidades reales al interior de la empresa y el impacto que se generaba hacia la comunidad, teniendo un contacto permanente con sus compañeros de trabajo y con los usuarios.

En 2013 Torres asumió la gerencia de la empresa Bioagrícola del Llano.

“Mis amigos me decían: “ser gerente es facilito, eso usted va aprendiendo”, nada más lejos de la realidad”, expresó Torres.


Principales retos que ha tenido que afrontar

Torres explicó que durante su vida ha enfrentado muchos retos, pero los más significativos fueron: consolidar y poner en marcha el Tribunal Administrativo, cuando laboró en el Juzgado Primero, el cual tuvo que estructurar desde su base, cumpliendo con todos los requisitos legales y entregándolo totalmente operativo.

El segundo, fue su nombramiento como gerente de Bioagrícola, pues implicaba una gran experiencia personal y profesional, “No fue fácil, llegar con cambios y aplicar nuevos procesos misionales, para disminuir gastos y aumentar ingresos, sin dejar de prestar el servicio. Fueron casi tres años ajustando, estandarizando y estabilizando la empresa” indicó.


Cuando se le preguntó a Torres cómo ha sido su trasegar como gerente, la profesional respondió: En el 2013 la empresa se encontraba atravesando una difícil situación financiera, 360 personas hacían parte de la compañía y lo más importante era garantizar su estabilidad. A raíz de cambios en la ley de servicios públicos, nos abrimos a un nuevo portafolio de negocios, lo cual ha permitido que sigamos adelante, ahora hacemos mantenimiento de zonas verdes (poda y tala de árboles, reforestación, entre otros servicios). En 2014 se estableció la escombrera, que era una necesidad para la ciudad.

En cuanto al servicio regulado, cada vez se aumentan kilómetros en rutas de recolección, tenemos una cobertura del 98% de la ciudad que crece constantemente, y se hace necesaria la vinculación de personal operativo para prestar un mejor servicio.

Nuestro relleno sanitario es el único que cumple con toda la normatividad en el departamento del Meta, con un área de 223 hectáreas en Caños Negros y se consolida como un lugar referente en el tema de manejo ambiental.


Para Marbel Torres la prioridad son las personas

“Desde hace 4 años se estableció un plan bienestar en la compañía, que brinda beneficios a nuestros funcionarios. Para las empresas es muy importante contar con un capital humano permanente, que renueve el compromiso con su labor cada día, por esta razón contamos con un cúmulo de incentivos, que motivan su permanencia. Queremos que nuestros empleados se sientan parte de la empresa, que si bien están trabajando para alcanzar una pensión, sepan que lo pueden hacer con nosotros. Hoy contamos con más de 700 colaboradores” explicó Torres.

La Ejecutiva indicó que la labor operativa no es fácil, en muchas ocasiones los operativos son maltratados y existe un problema de cultura en Villavicencio, es difícil encontrar personas que valoren el trabajo que ellos realizan. Desde la empresa se vienen desarrollando actividades en beneficio de las comunidades.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here