La Vía al Llano: se buscan soluciones

0
221

En vista de los constantes deslizamientos en el Km 64+200 de la Vía al Llano, y el hallazgo de 82 puntos con derrumbes -cerca de 21 en estado crítico- en todo el corredor vial, los cuales ponen en riesgo el tránsito normal de los más de 11.000 vehículos que circulan por el mismo, se suscitaron una serie de reuniones extraordinarias en pro de establecer soluciones a esta problemática que afecta a la media Colombia.

Un debate de control político realizado por la Comisión Primera de la Cámara de Representantes en Bogotá, la instalación de un Comité de Veeduría Ciudadana de la Vía al Llano en la Cámara de Comercio de Villavicencio, y la presencia de la Comisión Sexta del Senado en la capital del Meta, representan los escenarios más importantes en los que se ha debatido abiertamente el tema de los constantes cierres del corredor vial que conecta la Orinoquía con el centro del país.

El Ministerio de Transporte, la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), el Instituto Nacional de Vías (Invias), la Concesionaria Vial de los Andes (Coviandes), la Gobernación del Meta, y la Alcaldía de Villavicencio han expuesto a la comunidad en general, los grandes retos que existen para dar una pronta solución a la problemática. A continuación se explicarán algunas de las principales conclusiones que han dejado las diferentes reuniones y debates sobre el tema.

¿Cuál es la posición de la ANI?
La ANI, agencia adscrita al Ministerio de Transporte encargada de administrar las concesiones a través de su vicepresidente ejecutivo, Carlos García, hizo énfasis en varios puntos:

Tercio Medio-Puente Chirajara: Este corredor vial tiene 85.6 km de longitud y está dividido en tres tramos: Bogotá-El Tablón (34 km), el tercio medio El Tablón-Chirajara (29 km), y el tercio inferior Chirajara-Villavicencio (22.6 km), este último hoy en día en ejecución por la Concesionaria Vial Andina (Coviandina). En relación a las Dobles Calzadas el tercio medio inició en junio de 2010, y debía estar finalizado en junio de 2018.

Lamentablemente el colapso del Puente de Chirajara ha retrasado la entrega de este tramo, el cual lleva una ejecución del 97%, impidiendo el funcionamiento de un tramo de cinco kilómetros con varios túneles terminados. Se evalúa la posibilidad de habilitar ese trayecto para el paso de vehículos de Categoría I mediante una vía de acceso, mientras se lleva a cabo la construcción del nuevo viaducto.

Aunque la etapa de operación de Co-viandes iba hasta el año 2022, se hará necesario hacerle una prórroga al Contrato de Concesión hasta la fecha de terminación del nuevo Puente de Chirajara. Se espera esté listo en un periodo de 27 meses máximo y lo construirá la multinacional francesa Eiffage, a través de su filial en Colombia Puentes y Torones. Se va hacer un otrosí (documento jurídico que añade pretensio-nes al principal), lo que no significa que la ANI renuncia a los procesos sancionatorios y de perjuicio adelantados por esta agencia.

Otras soluciones a la Movilidad en el corredor: en cuanto al kilómetro 64+200, la obra que solucionaría el problema es la prolongación del túnel falso que está al lado de donde se presenta la inestabilidad y la caída de las rocas. En el tramo del tercio inferior cuya etapa de construcción es de 5.5 años, la cual inició el 15 de septiembre de 2016, se construirá el Túnel Buenavista II, el cual quedaría terminado antes del año 2022 (solución de mediano plazo).

¿Qué argumentos manifiesta Coviandes?: el Concesionario por su parte manifestó a través de su gerente Alberto Mariño, que asumirá los nuevos costos de cons-trucción del nuevo viaducto de Chirajara, los cuales se estiman en un valor de $90.700.000.000; la asesoría jurídica del orden de $120 millones; y los $2.600 millones de la interventoría, la cual se adjudicó el pasado mes de septiembre.

Mariño aclaró que: “Coviandes única y exclusivamente construyó las obras entre la salida de Bogotá (kilómetro 0) hasta Puente Real en el sector del cruce de Cáqueza (kilómetro 28+700), el resto de obras de la carretera actualmente en servicio -desde este punto hasta Villavi-cencio- fueron construidas por obra pública por el INVIAS. Esas obras fueron entregadas a Coviandes para operación y mantenimiento exclusivamente, y ese es nuestro contrato”.

El Gerente del Concesionario explicó que en el año 2010 tuvieron una adición al contrato para la construcción del tercio medio, obras como túneles y viaductos que están en buenas condiciones pese a la época invernal. De esta manera, argumentó ha cumplido su contrato a cabalidad por encima del mínimo especificado, y en términos de operación de la vía no tiene ningún tipo de requerimiento.

Mariño especificó que “Coviandes no tiene en su contrato obras de estabilización de taludes de la carretera que ha estado en servicio desde los años setentas o noventas entre Cáqueza y Villavicencio”. El Concesionario considera que es fundamental el manejo ambiental ade-cuado del corredor a través de los Planes de Ordenamiento Terriorial. “En la solución completa de los problemas que aqueja la carretera deben participar: Gobernaciones, Corporaciones Autónomas Regionales, municipios involucrados, ANLA, Min-Ambiente, Mintransporte, y la ANI, sí no se adopta una decisión de este estilo, las soluciones a los puntos críticos podrán ser resueltos, pero seguirán apareciendo muchos más”, replicó Mariño.


Conformación de la Veeduría Vía al Llano

Con el liderazgo del Ministerio de Transporte y la presencia de autoridades regionales en la Cámara de Comercio de Villavicencio se estableció el Comité de Veeduría con todos los procesos relacionados con la Vía al Llano. Se crearon tres subcomités: el de Contingencia, Ambiental y Social. El primero, tendrá como misión tomar medidas y asegurar que se cumpla la resolución 3972 expedida por MinTransporte, la cual establece las medidas pertinentes en la regulación del tráfico vehicular, dando garantías de seguridad y movilidad a los usuarios. Los últimos subcomités tienen como objetivo convocar a las autoridades locales y a la comunidad involucrada en el corredor, y así definir criterios del uso adecuado del suelo.


Declaratoria de la urgencia manifiesta

Para finalizar, es preciso recordar que mediante el noveno taller “Construyendo País” realizado en Villavicencio con la presencia del presidente de la República, Iván Duque, y su gabinete, la ministra de Transporte, Ángela María Orozco anunció una inversión de 30.000 millones de pesos por parte del Gobierno Nacional para las obras de los dos puntos más críticos de la Vía al Llano (kilómetros 64+200, y 46+600). Recursos que se diligenciaron gracias a la declaratoria de la urgencia manifiesta a causa del impacto económico que sufre la Orinoquía por esta problemática, que necesita cerca de 100.000 millones de pesos para mitigar todos los puntos críticos de su principal corredor de conexión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here