«El negocio es subir la carne, no los animales», Llano Naranjo, gerente Friogan

0
247

“A Bogotá hay que subir canales, no animales en pie”, Juan Felipe Llano Naranjo. Así lo afirmó el Gerente de la Planta de Sacrificio de Friogan en Villavicencio, quien invita a los ganaderos de la Orinoquía para que sacrifiquen los animales en la capital del Meta, evitando la pérdida del 8 por ciento en promedio del peso del animal en pie, debido a la deshidratación que sufre ante los largos viajes de transporte que debe soportar el bovino que es llevado a la capital del país. Además evitaría el riesgo económico que se asume por muerte o hematomas en el vacuno -carne no apta para el consumo- en el extenuante recorrido.

La planta de sacrificio de Friogan en Villavicencio le apunta a la «Conexión Ganadera», una estrategia que busca unir y facilitar los lazos comerciales o de negocio entre los productores de ganado y los comercializadores de carne, sin intervenir finalmente en estas negociaciones, con el fin de que se ofrezca esta especie de «rueda de negocio» como un valor agregado gratuito para quienes sacrifican animales en el frigorífico.

Friogan cuenta con cuatro plantas en todo el país, es el frigorífico de mayor participación a nivel nacional de sacrificio de ganado bovino por planta de beneficio en Colombia, según estadísticas del primer semestre del año 2018. Dicho en otras palabras, es la empresa privada más competitiva en este sector en todo el territorio colombiano.

Esta empresa, cuyas plantas tanto la de Villavicencio- la más amplia del país por capacidad instalada- como las de Cúcuta (Norte de Santander), Corozal (Sucre), y La Dorada (Caldas), manejan los más altos estándares de calidad tecnológica, convirtiéndose no solo en un gran aliado de los productores de carne, sino en una excelente solución para la cadena cárnica.

Según Llano Naranjo están enfocados en la calidad de la prestación de sus servicios, principalmente el de sacrificio bovino, y otros complementarios como: desposte, empaque de carne al vacío y termoencogido, o producto termoformado.

Por otra parte, Llano Naranjo explicó los beneficios que tienen los ganaderos de la Orinoquía al contar con una planta tan sofisticada como la de Friogan en Villavicencio, que genera 276 empleos directos y alrededor de 150 indirectos. Algunas de las grandes ventajas que anotó el Gerente las enunciaremos a continuación:

-Valor del sacrificio: el precio que se paga por sacrificar un animal en Villavicencio está alrededor del mismo valor que se cancela en Bogotá, lo que significa que sacrificarlo en la capital del país no constituye una significativa ganancia en este ejercicio comercial.
-Valor de impuestos para el sacrificio: algunos de los impuestos como: el degüello -tarifa que se paga por cada res que se sacrifica para consumo-, tiene un menor precio en la planta de Villavicencio que en Bogotá, puesto que en la capital del Meta se debe pagar una cuota departamental, y en la capital del país un valor distrital. En cuanto a la Cuota de Fomento Ganadero rige una sola tarifa para todo el país.

-Valor del transporte en pie: los fletes para el transporte de animales es inferior si son sacrificados en la Planta de Villavicencio en comparación con el traslado a otras ciudades. El traslado incide significativamente en la baja de peso del ganado, a mayor trayecto de viaje aumentan más los riesgos económicos. Por otro lado, en un camión por lo general caben 14 bovinos en pie, en un furgón con cadena frío se transporta la carne en canal de hasta 30 animales, lo que significa que es más viable transportar la segunda opción que la primera por capacidad de traslado, por ello, las cadenas de las grandes superficies y clientes locales han venido haciendo negociación directa con productores de la región para realizar los sacrificios en la capital del Meta, evitando que los animales sean subidos en pie a la Capital y vuelvan en canal.

-Menos riesgo de muerte y estrés de los animales: la salud del animal es primordial en la calidad de la carne. De esta manera, entre más largo sea el trayecto de viaje de los animales mayores son los riesgos de fracturas, caídas, hematomas, golpes, pérdida de peso (por deshidratación) o deceso en el camino, antes de llegar a la planta de sacrificio. Esto representa altas pérdidas para los ganaderos, se habla de hasta un 8 por ciento en promedio por cabeza de ganado.

-Tiempo de espera: en la Planta de Villavicencio a las 6:00 a.m. se inician los sacrificios de los bovinos que han entrado en la jornada anterior a sus corrales, y al día siguiente se entregan las carnes en cadena de frío, se les hace una maduración en canal de 0 a 4°C en cuarto de almacenamiento de canales. Este mismo proceso en otro departamento tendría un tiempo de espera mucho más prolongado por la demanda de sacrificios y la oferta de ganado en pie que llega a estas plantas. “En la planta de la capital del Meta aún hay mucha capacidad de sacrificio por aprovechar”, indicó Llano Naranjo.

-Calidad del servicio y cumplimiento de normatividad: Friogan Villavicencio es la única planta de la Orinoquía que funciona como frigorífico, es decir, que entrega la carne en canal y con cadena de frío. Además de contar con certificado para el proceso de exportación, y cumplir con todas las normas exigidas por el Invima. Adicionalmente, cumple con altas exigencias en materia de sostenibilidad con el medio ambiente, y sanitaria. Cuenta con una Planta de Agua Potable, y otra de tratamiento de aguas residuales.

Para finalizar es importante reiterar que en la Planta de Sacrificio de Villavicencio, Friogan asesora a los ganaderos con los procesos de exportación, una oportunidad que ofrecen a los diferentes productores de ganado con base en su experiencia, ya que cuenta con importantes certifica-ciones internacionales de calidad como: El Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control -HACCP- por sus siglas en inglés, HALAL, NSF, y ASP INVIMA DEC 1500. Lo anterior, ha permitido que desde la planta Villavicencio se exporte a diferentes países.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here