Diabetes: epidemia silenciosa y mortal

0
692

Según la epidemióloga Diana Triana, las últimas estadísticas más recientes -año 2017-, con las que cuenta la Secretaría de Salud de Villavicencio, la incidencia (casos nuevos) de la diabetes en la capital del Meta es de 220 por cada 100.000 habitantes, mientras la prevalencia (casos existentes) es de 2.945 por cada 100.000 habitantes.

En vista de que esta enfermedad tiene una alta prevalencia en Villavicencio, Periódico Llano Al Mundo consultó al Doctor Adrián Enrique Gómez Pérez, médico diabetólogo epidemiólogo, miembro de la Federación Diabetológica Colombiana, director Médico de la Asociación de Diabetes del Llano y docente de la Facultad de Medicina de la Universidad Cooperativa de Colombia, Campus Villavicencio, para que nos explicara acerca de ella.

Diagnóstico Universal: Para el experto aunque la diabetes es una epidemia global debemos saber cómo la afrontamos desde lo local, ya que muchas personas se limitan a negar la enfermedad, a tomar los medicamentos sin ningún tipo de control, o no se les hace un diagnóstico adecuado, ni se les realiza un screening (prueba de detección), aplicando las escalas de riesgo de la misma.

La diabetes no es solo el azúcar alto en la sangre, o una alteración en el metabolismo de los carbohidratos o las grasas, sino que dimensiona una verdadera catástrofe en salud pública a nivel mundial; solo en el 2015 fue responsable de 5 millones de muertes en el mundo, superando pandemias como el VIH-SIDA y la tuberculosis. Se comporta epidemiológicamente como una de las mayores emergencias sanitarias del siglo XXI. Está entre las 10 principales causas de muerte a nivel mundial y, junto con las enfermedades cardiovasculares, el cáncer y las enfermedades respiratorias, representa más del 80% de todas las muertes prematuras por enfermedades no transmisibles.

En Colombia, la prevalencia de la diabetes está entre 8 y 10%. Aproximadamente 4 millones de personas viven con diabetes en nuestro país y la mitad de estos no saben ni siquiera que son diabéticos; pero además una de cada 14 personas en el mundo está en riesgo de padecerla, por su condición clínica de intolerancia a la glucosa; también la creciente epidemia de obesidad, que afecta hasta un 30% de la población y está relacionada con la inactividad física; y el consumo exagerado de alimentos hipercalóricos y ultraprocesados (elaborado con ingredientes procesados), llevando al aumento del número de población en riesgo, informó el Diabetólogo.

En el Meta: por otro lado, el Epidemiólogo explicó que nuestros hábitos culturales de alimentación pueden incidir en la tendencia de esta enfermedad. En el caso de los llaneros, el consumo exagerado de plátano, y yuca, que son harinas simples; o las proteínas como los cárnicos en contraste con la poca ingesta de vegetales pueden aumentar los riesgos. Anotó que nuestra población llanera no tiene la costumbre de consumir vegetales crudos, pero sí, desde hace unos años para acá, estamos utilizando productos ultraprocesados o harinas simples. También, el uso de la panela en la cultura llanera en el tradicional “guarapo” y la “preparada de panela”, en contraste con la poca ingesta de frutas es factor de riesgo. Adicionalmente, el consumo de arepas, y todo lo relacionado con harinas, genera un aumento de la glucosa (azúcar).

La población llanera se ha venido urbanizando y esto la ha llevado a los malos hábitos alimenticios y al sedentarismo –inactividad física-, e incluso en los pueblos es muy frecuente ver las personas transportarse en motocicleta, poca gente se desplaza caminando, aumentando el riesgo de aparición de enfermedades crónicas como: la obesidad y la diabetes, advirtió el Experto.

En cuanto al manejo de la enfermedad en Villavicencio, Gómez explicó que cada EPS maneja sus propios protocolos y programas de atención, y aunque lo más importante es que cuenten con educación en estilos de vida saludables, se ha perdido por parte de ellas, la promoción de la actividad física mínima-También habló de la crisis de la salud. Para él, existe una gran problemática que consiste en que algunas EPS vienen “tomando del pelo” a los pacientes en la entrega de los medicamentos, y de los insumos básicos para el manejo de la enfermedad. En muchos casos no entregan la insulina, en especial, en la Asociación de Diabetes del Llano, se reciben muchas quejas de la EPS Medimás, -quien tiene una población altísima de este tipo de pacientes en Villavicencio-, lo que genera un mayor costo para el sistema salud, al demandar los servicios de urgencias, los cuales están colapsados en la ciudad.

El Diabetólogo anotó que la diabetes es una enfermedad que requiere atención, y tratamiento, y pese a que existen avances significativos de la ciencia en la cura como: un páncreas biónico (teléfono inteligente) que controla la glucosa en pacientes con diabetes tipo 1, y bombas especiales que suministran insulina con mecanismos tecnológicos, todo esto está en investigación. Aunque ya se cuenta con una bomba de insulina, ésta es costosa y no está al acceso de todos los pacientes.

Para finalizar, el experto ratificó que es importante comprender que el azúcar es dañino, y advirtió que en las casas no debería ser consumida, ni inculcarles a nuestros niños el amor por el dulce. Se debe evitar loncheras con bebidas y productos azucarados, es preciso tener en cuenta que está comprobado el daño que causa a nuestra salud. Recomienda consumir verduras crudas en ensaladas al almuerzo, una sola harina y proteína por comida, y entre comidas aumentar la ingesta de frutas y frutos secos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here