MITOS Y REALIDADES SOBRE EL BAÑO DEL BEBÉ

0
47

Durante los primeros días después del nacimiento, por su condición de ser muy frágil el bebé necesita de una serie de cuidados especiales que van a facilitarle su proceso de adaptación a la vida extrauterina y el momento del baño es uno de los más importantes, por esto Janeth Moreno, Enfermera profesional y experta de Johnson´s®  Baby, nos comparte los mitos y realidades más frecuentes que han sido fuente de consulta en su día a día como profesional de la salud.

  • ¿El bebé no se puede bañar en el primer día de nacido?  Falso: De acuerdo con la “Guía del cuidado de la piel sana del recién nacido y del lactante menor” avalado por la Sociedad Colombiana de Pediatría, un bebé a término, es decir, de 37 semanas de gestación; puede ser bañado después de las 6 horas de nacido, cuando se estabilicen los signos vitales, haya estabilidad térmica y cardiorrespiratoria, previniendo así la posibilidad de contraer infecciones que tienen como punto de entrada la piel.
  • ¿En el momento del baño, se pueden aplicar en los bebés los mismos productos que usan los adultos?  Falso: Para Janeth Moreno “Es importante tener en cuenta que la barrera de la piel es inmadura, por lo que la limpieza debe realizarse con productos apropiados para su piel, como el baño líquido para recién nacidos que tiene un pH fisiológico ligeramente ácido de 5.5, que no irrita los ojos, es hipo alergénico,  remueve suave y efectivamente las impurezas de la piel pero que no remueve la capa lipídica de la piel” Por esta razón, está contraindicado el uso de jabones comunes que tienen pH alcalino.

Todos los productos para bebés deben ser libres de sustancias químicas y tóxicas, como sulfatos, ftalatos, parabenos y colorantes; para que se consideren con los más altos estándares de seguridad y pureza.

  • ¿El baño es importante para el desarrollo de los niños?  Verdadero: El baño es una oportunidad de estimulación multisensorial, entendida como la convergencia en el cerebro de estímulos provenientes de percepciones sensoriales como la táctil, auditiva, visual y olfatoria, que integradas simultáneamente; estimulan favorablemente el desarrollo de los niños en su aspecto social, emocional, cognitivo y físico.

Además, el contacto piel a piel entre los padres y los niños, convirtiéndolo en un momento de disfrute que favorece su desarrollo feliz y saludable.

  • ¿Se debe establecer una rutina fija para el momento del baño del bebé?Verdadero: “Se debe fijar una rutina diaria para realizar el baño que incluya el cuidado de la piel y la madre debe disponerse para brindar una oportunidad de estimulación multisensorial a su bebé. Por eso es importante, alistar y tener al alcance de la mano todos los elementos necesarios para este momento, ya que nunca se debe dejar solo en la bañera al bebé”. Explica Janeth Moreno.
  1. Primero se retira la ropa del bebé, dejando solo el pañal y envuelto en una toalla; empezamos limpiando los ojos con una mota de algodón humedecida en agua, de la parte interna hacia afuera.
  2. Humedecemos la mano y limpiamos la cara, luego lavamos la cabeza del bebé con baño líquido para recién nacido, masajeando suavemente, enjuagamos y secamos.
  3. Retiramos el pañal, limpiamos los genitales con toallitas húmedas para no contaminar el agua de la bañera. Sumergimos lentamente el cuerpo del bebé en el agua, lavamos con baño líquido para recién nacido, enjuagamos y secamos suavemente todos los pliegues de la piel.
  4. Con un cotonete limpiamos el cordón umbilical con alcohol al 70%.
  5. Humectamos la piel del bebé con crema hidratante, damos un suave masaje y terminamos aplicando crema protectora en el área del pañal.
  6. Finalmente lo vestimos con ropa preferiblemente de algodón.
  • ¿Solo se puede bañar una vez al día al recién nacido?  Falso: El baño en el recién nacido se puede realizar 2 veces al día, en la mañana y en la noche. El baño diario es una oportunidad para disfrutarla con el bebé, a través de la estimulación táctil y olfativa; favoreciendo el vínculo afectivo entre los padres y su bebé.

El baño en horas de la mañana le brinda limpieza, hidratación a la piel y confort al bebé; favoreciendo la estimulación de los sentidos con productos especiales para la piel del recién nacido. En la noche funciona para relajarlo siendo un momento tranquilo acompañado del arrullo o una canción de cuna, ayuda para conciliar el sueño más rápido y por más tiempo,

  • ¿Se recomienda que el tiempo del baño sea corto para que no afecte la piel del bebé? Verdadero: Es importante saber que la piel del recién nacido es 3 veces más delgada que la piel del adulto, lo que hace que pierda 2 veces más agua a través de la piel. Estar demasiado tiempo en el agua, puede generar resequedad, por esta razón el baño debe oscilar entre 5 a 10 minutos en promedio.

 

  • ¿El posible que el bebé rechace el baño?  Verdadero: “Es probable que en los primeros baños el bebé se manifieste con llanto; al ser retirada su ropa, al exponerse al cambio de temperatura, al sentirse perdido en el espacio, antes de ser puesto en la tina y al entrar en contacto con el agua; sin embargo, al tercer o cuarto baño, el bebé empezará a sentirse cada vez más cómodo con este momento diario y su cerebro irá grabando el paso a paso de esta rutina”. Afirma Janeth Moreno.

Son los padres los encargados de ir enseñando al bebé que en sus brazos está seguro y convertir esta nueva experiencia en un momento de goce, aprendizaje y apego.

Escrito por:  Janeth Moreno, Enfermera profesional de la Universidad Nacional, Certificada en Masaje Infantil del instituto “Touch Research” (TRI) de la Universidad de Florida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here