10.3 C
New York
domingo, noviembre 27, 2022

Buy now

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

¿Hacia dónde va la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Villavicencio?

- Advertisement -
- Advertisement -

Uno de los temas vigentes que tiene en el ojo del huracán a la administración de Felipe Harman, es la actual emergencia que enfrenta la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Villavicencio (EAAV) -entidad insigne de los villavicenses-, que tiene a la Capital del Meta con una baja en el porcentaje de continuidad del servicio de agua y a sus usuarios en una situación que no se presentaba desde mayo del 2018 –durante la administración de Wilmar Barbosa-, que se esperaba quedara resuelta con la inversión de recursos a la línea de aducción y la ejecución del proyecto de modernización de La Planta de Tratamiento de Agua Potable –PTAP- de Villavicencio.

Hoy nuevamente se presenta una emergencia a causa de las lluvias por las que atraviesa el país debido al Fenómeno de la Niña – las más fuertes en los últimos años- , las mismas que el pasado 27 de mayo dejaron a la ciudad con racionamientos de agua, luego de que en principio se taponaran las rejillas de la bocatoma de Quebrada la Honda –donde se capta el agua- con material de arrastre, y se detectara una fuga del líquido en la línea de aducción, específicamente en Puente Azul – un punto de difícil acceso-, nacen nuevos interrogantes, el principal, ¿Hacia dónde va la EAAV?

La pregunta ha salido a flote, en primer lugar, porque durante la campaña de Felipe Harman a la Alcaldía, logró capitalizar en votos el descontento de la ciudadanía frente a las decisiones gerenciales tomadas en la EAAV (cambio de gerentes) y problemas de racionamiento de agua ocasionados por las emergencias, para la época.

Tras dos años y medio del Gobierno de Felipe Harman, han pasado cinco gerentes por la EAAV, lo cual ha llevado a la misma a un periodo de reacomodación cada vez que llega una nueva línea gerencial. Sumado a la emergencia actual ha levantado una serie de críticas a su gobierno por el constante racionamiento de agua en la ciudad.

Para dar respuestas a varias inquietudes de los villavicenses, Llanoalmundo.com analizó los Informes de gestión de los años 2019, 2020 y 2021, publicados por la EAAV en la página web oficial de la entidad, encontrando algunas cifras, que nos dan un vistazo de cómo vienen funcionando los principales procesos de la empresa en temas como liquidez, endeudamiento e inversión.

El indicador de liquidez financiera hace referencia a la cantidad de activos líquidos –aquellos que se pueden convertir de manera rápida en efectivo- que tiene una empresa, es decir, a la cantidad de dinero disponible para ser utilizado. De acuerdo a los informes de gestión de la EAAV, para el año 2019, y según el Balance Presupuestal de esta Vigencia, el déficit presupuestal – que indica la previsión del déficit, que aunque todavía no ha ocurrido, sale a flote a la hora de hacer el presupuesto- fue de $26.625.063.633.62, que representa un incremento del 176% con respecto al año anterior, argumentando que este resultado se dio por la situación de emergencia ocurrida ese año en el rubro de Inversión por Recursos Propios y el consumo de Energía para responder a la misma.

Adicional a ello, para el Balance de cierre de esta vigencia, reza el informe, quedó un déficit de $5.078 millones de pesos en saldos de recursos propios, afectando el presupuesto de la vigencia 2020, para los compromisos de cuentas por pagar en ese próximo año. El informe advierte en el capítulo de la Evaluación de la Gestión del Riesgo que la iliquidez en el flujo de caja es Alta->81%. Ya en los próximos años, y lo contemplado en el Informe de Gestión del 2021, el indicador de liquidez a diciembre de esa vigencia fue de 1.14 frente al 1.2 reportado a diciembre del 2020.

El indicador de liquidez presentado de 1,14 para el 2021, refleja que, por cada peso que la empresa debe, tiene la capacidad de generar 1 peso con 14 centavos, el mínimo esperado debe ser 1 para encontrarse en un punto de equilibrio, esto quiere decir que la empresa genera solo 14 centavos más, lo que para expertos no significa una liquidez óptima si se tiene en cuenta que ha tenido mayor producción y distribución de agua potable con el mejoramiento de la PTAP, y que en los últimos dos años (vigencia 2020 y 2021) no se presentaron emergencias graves que hayan generado incremento en los costos de producción.

Sin embargo, aunque se presume que en otras palabras, las cifras indican que la EAAV no está convirtiendo de manera efectiva en dinero los servicios que vende, y que al parecer los recursos que la empresa recibe por los diversos conceptos no fluyen de la misma forma como los m3 de agua que diariamente produce y entrega a las redes de distribución, teniendo en cuenta que la empresa tuvo en estas vigencias sobre oferta de líquido para facturar a los usuarios.

Según lo dicho, el pasado mes de mayo, por la prestigiosa Firma Ficht Rating, una de las calificadoras de riesgo crediticio más importantes del mundo, la cual califica la viabilidad de las inversiones en relación con la probabilidad de incumplimiento, en cuanto al tema de la liquidez, “al cierre de 2021, EAAV registró $28,700 millones en efectivo disponible, mientras que la deuda de corto plazo se situó en $6.800 millones. Las iniciativas para reducir costos y gastos y mejoras en los indicadores de recaudo le han permitido a la compañía mantener niveles de efectivo adecuados”, indicó.

Por su parte, el Departamento Financiero de la EAAV respondió en entrevista a Llanoalmundo.com las causas de los bajonazos financieros que han tenido, y cómo han venido resolviendo estas adversidades. Según esta dependencia de la empresa, al cierre de la vigencia del 2021, en los estados financieros de la empresa los usuarios le adeudaban $13.522 millones en cartera corriente, y en cartera no corriente, cerca de $4.238 millones de pesos. Aunque toda la cartera es recuperable, argumentó que se llevan a cabo unos procesos para la recuperación de la misma, entre ellos, el cobro coactivo. Lo anterior acompañado con procesos de financiación, y compensación de intereses moratorios, y otras estrategias de pago, que les ha facilitado la recuperación de la misma.

Según el Informe de Gestión del 2021 en el Capítulo Financiera, el comparativo de cartera de 2020-2021 de enero a diciembre arrojó una cifra para el 2020 de $17.031.000.00 y de $17.761.000.000 para el 2021, lo que significa un incremento del 4,1%. Esto obliga a la empresa a realizar las gestiones suficientes para normalizar la cartera, debido a que disminuye la capacidad de maniobra que tiene la empresa para afrontar sus obligaciones y su normal funcionamiento.

Así las cosas, el Departamento Financiero explicó que la cartera se viene recuperando, pero reconoce que los años 2020 y 2021 fueron periodos de tiempo muy difíciles y complejos para ellos como empresa, ya que por decretos nacionales y exigencias de la Superintendencia de Servicios, en el marco de la pandemia, debieron habilitarle el servicio a usuarios sin conexión, y a quienes lo tenían suspendido por no pago, una normatividad que les obligó a suministrarle el preciado líquido sin derecho a corte hasta octubre del año pasado. Al inicio solo se le permitió el corte de agua al sector comercial (en noviembre de 2021), y para el 1 de enero de 2022 pudieron realizar suspensiones al sector residencial.

El Equipo Financiero de la EAAV indicó que la cartera corriente, es decir, la mensual, siempre había venido presentando un movimiento de recaudo positivo, pero las complicaciones se dieron con aquellos usuarios que se acobijaron bajo la normatividad del mínimo vital, un beneficio establecido mediante decreto que consiste en otorgar agua hasta cierto límite de metros, sin costo a usuarios residenciales en situación vulnerable.

Pese a ello, la EAAV fue evaluada por Ficht Rating, subiendo su calificación nacional de largo plazo de BB a BBB (indica un moderado riesgo de incumplimiento en relación a otros emisores u obligaciones en el mismo país. Sin embargo, los cambios en las circunstancias o condiciones económicas son más probables que afecten la capacidad de pago oportuno que en el caso de los compromisos financieros que se encuentran en una categoría de calificación superior); y de corto plazo de B a F3 (indican una capacidad adecuada de pago oportuno de los compromisos financieros en relación a otros emisores u obligaciones en el mismo país. Sin embargo, esta capacidad es más susceptible a cambios adversos en el corto plazo que la de los compromisos financieros en las categorías de calificación superiores). Dicha revisión se dio entre el mes de enero y abril, cuando la empresa ya estaba efectuando los cortes del servicio (forzando a que se efectuaran los pagos), lo que le permitió demostrar que la cartera venía bajando una vez tenían el control de las suspensiones.

Según el Informe de Gestión del 2021, el endeudamiento a diciembre de ese año fue de 4,30% en contraste con el 39.35% del 2020, significa un incremento de 1,95%. Frente a ello, el Departamento Financiero explicó que el endeudamiento no ha bajado mucho porque desde el 2019, cuando se adquirieron algunos compromisos financieros, se dejó previsto dos periodos de gracia (2020-2021) para iniciar el pago de capital, es decir, hasta este 2022 inician dichos pagos.

En el caso de proyectos como el de sectorización, por ejemplo, cuyo contrato está en liquidación, la empresa debió realizar unos desembolsos importantes el año pasado, a créditos que tenían la finalidad de pagar dicho proyecto, quedando por cancelar un porcentaje aproximado del 10%. Aclaró el departamento financiero que el servicio de la deuda ya venía proyectado en el flujo de caja, es decir, el pasivo que se va a pagar y las obras que se van a realizar. Ahora la EAAV tiene como prioridad realizar las inversiones pertinentes para que el Proyecto de Sectorización, que permite evitar el control de fugas de agua en la ciudad (control a las pérdidas), funcione de manera óptima y permita controlar las mismas.

Ahora lo que viene para la EAAV es seguir proyectando las inversiones. El Departamento Financiero explicó que algunos proyectos están en ejecución y otros están en análisis y revisión para arrancar procesos contractuales, y así iniciar el plan de obras de la empresa, las cuales van encaminadas en el tema de control de pérdidas, ya que desde el 2019 la EAAV venía con problemas complejos como la cartera, y el índice de pérdidas. Además de toma de decisiones incorrectas a la hora de realizar mantenimientos en la línea de aducción, es decir, era más un esquema de mantenimientos correctivos realizados además por un tercero, estando en continua emergencia. En el 2020, hubo un cambio de esta estrategia, y la empresa cambio su visión: actuar antes de cualquier situación de daño, es decir, hacer honor al adagio popular de “prever antes que lamentar”.

En ese proceso de previsión (mantenimiento preventivo), realizado con los operarios de la empresa y con materiales que ya hacen parte del stock de la bodega, la idea era invertir en los primeros meses del año (verano), para evitar en invierno problemas con la línea de aducción, ya que las emergencias demandan importantes recursos de maquinaria, materiales y mano de obra con la presión encima de suministrar el agua para los villavicenses.

La EAAV venia desarrollando esta estrategia de reducción de costos que se vio interrumpida hasta el pasado 27 de mayo con la fuga en el punto Puente Azul que tiene la ciudad con suministro de agua por sectores.

Hoy, en Villavicencio existe inconformidad por parte de los usuarios quienes no están recibiendo el servicio de manera continua, afectando la cotidianidad de los habitantes, es importante tener en cuenta que los costos de producción de agua nuevamente volverán a subir teniendo en cuenta el gasto en energía para poner en funcionamiento las estaciones alternas como: Puente Abadía y Bavaria que requieren de energía eléctrica para funcionar.

Ninguna empresa de servicios públicos da pérdidas, por lo tanto, depende una buena gerencia que mejore la continuidad en la prestación del servicio, y por ende la imagen de la empresa. el Gerente David Riaño, deberá disminuir el índice de pérdidas, el índice de agua no contabilizada, la recuperación de cartera y maniobrar con la liquidez, sumado a la atención de las emergencias.

Adicional a ello, la Gerencia de la EAAV, está a la espera de un recurso de reposición frente a la sanción de la Superintendencia de Servicios Públicos bajo la resolución SSPD-20224400271265 del 30/03/2022, por dos circunstancias: una, por el tratamiento de agua del acueducto, y otra, por no haber allegado una información que se le requería. Inicialmente la empresa fue sancionada por casi $500 millones y después de unos descargos quedó en casi $130 millones, cumplidos los términos, se sabrá cuánto deberá pagar la empresa por esta sanción.

- Advertisement -

Related Articles

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Síguenos en nuestras redes
24,424FansMe gusta
1,394SeguidoresSeguir
7,227SeguidoresSeguir
- Advertisement -spot_img

Latest Articles