17.4 C
New York
domingo, mayo 29, 2022

Buy now

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Opinión: Desempleo e Informalidad el Virus del 2022 por Alcides Socarrás Jácome

- Advertisement -

A finales de diciembre de 2021, esperábamos ansiosos la llegada de fin de año y como es habitual para cada fin de mes, el Dane emite su boletín con las cifras de desempleo e informalidad. La euforia en el país era grande, hasta el Presidente Duque tuiteó que se había llegado a una cifra pre-pandémica en desempleo del 10,8% a nivel nacional, disminuyendo en comparación a los años anteriores al 2020 y no era para menos. Sin embargo, en Villavicencio la realidad era otra, contrario a lo que sucedía en las demás ciudades capitales para el periodo de octubre a noviembre del año pasado, había aumentado el desempleo en 1 punto porcentual (p.p.), pasando de 14% a 15% lo que representa a más de 3.000 villavicenses que perdieron su empleo en solo un mes. Pero, hay que mirar también la otra cara de la moneda, los sectores productivos. La razón es que esta disminución de fuerza laboral refleja una caída de la productividad, es decir, las empresas de cualquier tamaño que deben tomar la dura decisión de reducir personal son el resultado de un agotamiento operativo y una recuperación económica que aún no llega para esta parte del país. Y no es para menos, la informalidad también alcanzó cifras históricas al llegar a un 60%. Hoy en Villavicencio, 6 de cada 10 personas logran su sustento de manera informal, no se puede perder de vista que de acuerdo a cifras del Dane para el 2020 más 221.000 habitantes (43,1%, +12,8 p.p.) de esta ciudad se ubicaron en la franja de pobreza monetaria con un ingreso diario promedio de $12.000 pesos; y más de 82.000 habitantes (16%, +9 p.p.) en la franja de pobreza extrema, con ingresos diarios promedio de $5.600 pesos. Esta situación sin lugar a dudas es más preocupante debido a que cerca del 60% de la población gana menos de un salario mínimo.

Desde todos los niveles de las administraciones públicas, se habla mucho de la recuperación económica. Sin embargo, la realidad es que al parecer los únicos comprometidos con lograrlo son evidentemente el empresariado que forma el tejido de los sectores productivos, quienes al final son los que generan empleo, oportunidades y desarrollo en las regiones, lo demás es demagogia; los sectores productivos generan miles de millones en impuestos de industria y comercio, predial, aportes a salud, pensión, cesantías y demás, pero sobre todo, genera competitividad en los municipios. Hoy se habla de buscar nuevos interesados en invertir en el municipio o que las empresas generen más empleo; por el contrario, es paradójico cuando se toman recursos públicos para fortalecer a la informalidad o cuando se pretenden gastar más de $2.000 millones de pesos anuales obtenidos por los impuestos en solo 25 puestos burocráticos más. Adicionalmente, sin tomar medidas de fondo para ayudar al sector productivo a desahogarse de la alta carga de impuestos municipales que le imponen o, apoyar a emprendimientos que generen mejores oportunidades.

Las expectativas del empleo formal que nos invaden para el 2022 se alcanzarían si se realiza con compromiso una sinergia real entre las entidades públicas y los gremios productivos a tiempo, de otra manera, seguiremos viendo resultados socio-económicos en nuestra región como los que vivimos hoy en día.

Alcides Andrés Socarrás Jácome
Ingeniero de Sistemas
Especialista en Gerencia Informática
Magister en Administración de Negocios

- Advertisement -

Related Articles

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Síguenos en nuestras redes

24,000FansMe gusta
1,301SeguidoresSeguir
6,917SeguidoresSeguir
- Advertisement -spot_img

Latest Articles