4 C
New York
sábado, noviembre 27, 2021

Buy now

spot_img

Por cuenta del COVID-19 el comercio internacional está en crisis y enfrenta el mayor atasco logístico de la historia

- Advertisement -
- Advertisement -

Como consecuencia de esta crisis, la demanda de productos es tan alta que es imposible suplirla

El 2020 fue un año difícil, no solo porque tuvimos que enfrentarnos a un virus del que poco se conocía y que nos hizo cambiar en un 100% nuestro estilo de vida sino porque también impactó directamente en el comercio y en la economía mundial. A pesar de esto, durante los meses más difíciles del año pasado, era inevitable imaginar que, en un futuro, cuando la pandemia se estabilizara, la recuperación económica mundial iba a generar una época de abundancia, sobre todo para el sector del comercio.

Hasta el momento la economía mundial se ha recuperado a un ritmo tan acelerado que ha traído consigo la ralentización de las cadenas globales de suministros, generando una crisis sin precedentes en donde la demanda de productos es tan alta que es imposible suplirla.

“Son muchos los motivos que hay detrás del gran atasco, entre estos: las redes de transporte sobrecargadas, la escasez de mano de obra en varios puertos del mundo, los nuevos rebrotes del COVID-19 en China, la inadecuada ubicación de los contenedores, la escasez de carbón en China para alimentar sus centrales eléctricas, el aumento de los fletes marítimos, los altos precios de los contenedores y las congestiones en los puertos por controles adicionales derivados de la pandemia” sostuvo Natalia Recio, Asociada en CMS Rodríguez-Azuero.

Una muestra de esta crisis se traduce en las recientes medidas que ha tenido que tomar la industria automotriz a nivel mundial con el objetivo de reducir y evitar, sustancialmente, mayores perdidas. Casos como el de los fabricantes de autos reconocidos a nivel mundial como Toyota Motor, Volkswagen, Nissan y Honda, muestran como estas compañías se vieron obligadas a reducir su producción mundial como consecuencia de la escasez de los chips semiconductores, los cuales son utilizados en diversos sistemas de los automóviles como los sensores de frenado, la dirección hidráulica y los componentes de audio.

Colombia no es ajena a esta crisis. “En el país también se han sentido algunas de las consecuencias de la crisis como, por ejemplo: los altos costos de los fletes marítimos, la escasez de contenedores para las exportaciones y el aumento de los precios de los fertilizantes, los juguetes, los electrodomésticos, el trigo y hasta la Parafina que, como lo hemos visto últimamente, actualmente se encuentra escaza a nivel mundial a raíz de la poca producción en las fábricas por mantenimientos y otros factores” afirma Santiago Arbouin, Socio en CMS Rodríguez-Azuero.

La Federación Nacional de Comerciantes -FENALCO-, ha solicitado al Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, como medida mitigadora de la crisis, la reducción de los aranceles en las materias primas y en los productos terminados.

Si bien la anterior medida puede frenar el incremento abrupto de los precios de los productos importados o los productos elaborados con materia prima importada; es necesario, tanto para Colombia como para los demás países afectados, que China se recupere de su crisis energética, que los contenedores vuelvan al lugar que les corresponde y que la pandemia deje de causar tantos estragos en la economía para que todo vuelva a la normalidad.

- Advertisement -

Related Articles

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Síguenos en nuestras redes

23,553FansMe gusta
1,208SeguidoresSeguir
6,551SeguidoresSeguir
- Advertisement -spot_img

Latest Articles