Consumo de Sustancias Psicoactivas una Problemática que se Puede Superar

0
743

El consumo de sustancias psicoactivas va en aumento. De acuerdo con las cifras entregadas por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística -DANE-, con referencia a la Encuesta Nacional de Consumo de Sustancias Psicoactivas, cada día inicia a una temprana edad (12 años). Periódico Llanoalmundo, consultó al psicólogo Leonardo Rojas Martínez (LRM), egresado de la Universidad Minuto de Dios, quien hace parte del equipo de trabajo de la Corporación Internacional para el Tratamiento de Adicciones “Decídete”, con el objetivo de obtener información acerca de esta problemática que no distingue estrato, sexo, edad y creencias religiosas.

LL: Según su experiencia ¿cuál es la principal causa para que las personas consuman este tipo de sustancias?
LRM: Aunque el consumo de estas sustancias es considerado como una enfermedad de salud mental, de acuerdo a la Clasificación Internacional de las Enfermedades (CIE), para mí es un síntoma que tiene su orígen en múltiples eventos no superados (duelos mal elaborados, maltrato familiar, familias disfuncionales, abuso sexual y falta de oportunidades, entre otras). O simplemente por el influencimiento del entorno social y económico (amigos, permisibilidad y moda).

LL: ¿Cuáles son las principales características que se reflejan en una persona consumidora?
LRM: Aunque los cambios son perceptibles muchas personas se niegan a aceptarlos, negando su realidad. Se presentan de dos formas, de acuerdo a la droga que se consume. Cambios físicos: tez pálida, pérdida de peso; dedos quemados; inquietud motora -movimientos repetitivos en manos y pies-, rostro demacrado y aspecto de estar enfermo. Cambios comportamentales: aumento excesivo en el consumo de alimento (hiperfagia), inapetencia, despreocupación por la presentación personal; alteración en el patrón del sueño (cambio de horario, duerme en el día, trasnocha o duerme ocasionalmente). En cuanto a los cambios comportamentales se evidencia la agresividad, oposición a las normas, transgresión de limites familiares, obsesión por las redes sociales e internet, manipulación; incumplimiento de los compromisos adquiridos, mitomanía y comportamientos delictivos (hurto, consumo y expendio de substancias). Muchos de los consumidores aparecen en sus hogares con objetos de los cuales se desconoce su procedencia.

LL: Cuando una persona conoce del caso de un consumidor cercano ¿qué debe hacer?
LRM: Frente a este tipo de situación tenemos dos opciones: buscar ayuda con las Entidades Prestadoras de Servicios de Salud, tanto en asesoría psicológica, como en tratamientos para la drogadicción, con la limitación de la aceptación del problema por parte del afectado, los trámites burocráticos y el corto tiempo en el proceso de rehabilitación. La segunda opción es buscar un centro especializado en este tipo de tratamientos que cuente con instalaciones adecuadas, personal idóneo, accesibilidad al proceso de rehabilitación, bajo costo y sin trámites burocráticos, que obstaculicen el proceso de recuperación y permitan una adecuada resocialización en un tiempo idóneo.

LL: ¿Cómo lograr que las personas consumidoras reconozcan que tienen un problema?
LRM: Es complejo, ya que una de las principales afectaciones del consumo es la incapacidad de reconocer el problema al generarse una afectación cognitiva que impide aceptar la situación, por eso es necesario buscar una ayuda profesional que se encargue del acompañamiento y la rehabilitación. Muchas personas se niegan a iniciar los procesos porque creen “tener el control de las drogas”, pero si bien es claro, la droga siempre tiene control sobre ellos. Por ende es necesario realizar un proceso de rehabilitación intramural ya que la ansiedad emocional es una fuente constante de recaída.

LL: Para finalizar ¿Qué papel juegan las familias dentro del proceso?
LRM: El más importante, ya que el proceso de rehabilitación para mí concepto es como una mesa de tres patas, la primera es la familia, la segunda es la persona que está en el proceso y la tercera, el centro de atención. La familia puede ayudar a la persona a superar las causas que la llevaron al consumo y a generar cambios radicales en su comportamiento o la puede llevar al abismo de la codependencia generando procesos incompletos de rehabilitación, y por eso es importante que las familias entiendan que la farmaco-dependencia no es un problema momentáneo y fácil de solucionar, sino que es una enfermedad a la cual hay que darle la atención oportuna, el tratamiento adecuado y el sitio de atención adecuado para una exitosa recuperación.


Corporación Decídete, Tu Lugar de Transformación

Pese a ser una Corporación creada recientemente (15 de Enero de 2019), la Corporación Internacional para el Tratamiento de Adicciones “Decídete”, se ha destacado por generar un ambiente fraternal en medio de un espacio natural, abierto y alejado de entornos hostiles, que permite una desintoxicación tranquila, con procesos de transformación cognitivo-conductual.

Salomón Urrea León, director de la Corporación, explicó que los cambios conductuales se dan por medio de actividades agropecuarias (huerta, criadero de pollos, cerdos y conejos); terapia ocupacional (teatro, arte,música, danza, pintura); terapia deportiva (futbol, baloncesto, voleybol, rana, billar, ping-pong, minitejo, gimnasio artesanal); manejo de la ansiedad por medio de hidroterapia (piscina); emprendimientos económicos (panadería, artesanías, zapatería); inclusión académica (convenios con entidades certificadas para bachillerato y carreras técnicas), y acompañamiento en procesos de vinculación a programas de pregrado, lo cual permite que las personas establezcan su proyecto de vida, al culminar su proceso de rehabilitación”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here