29.2 C
New York
martes, julio 16, 2024
spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

La misión de la capitana Romero: mantener comunicadas a las tropas que vigilaron el normal desarrollo de las elecciones en el sur del país

- Advertisement -

Por primera vez, una mujer oficial adscrita al Batallón de Comunicaciones de la Cuarta División tuvo a cargo la responsabilidad de poner en marcha todo el andamiaje para que los comandantes de esa unidad militar estuvieran en contacto permanente con 8 mil uniformados, dispuestos en 353 mesas de votación, en Vaupés y Guaviare.

La capitana Giselle Lorena Romero Caro, oficial de comunicaciones de la Cuarta División del Ejército, asumió una misión que hasta ahora solo había recaído en oficiales hombres: mantener la comunicación en tiempo real entre las tropas que vigilaron el normal desarrollo de las elecciones en el sur del país.

Gracias a la estrategia que ejecutó para el cubrimiento de las elecciones regionales, los Comandantes de la IV División de Ejército mantuvieron contacto en terreno con las tropas que cubrieron 353 mesas de votación, incluso las más distantes ubicadas en la comunidad indígena Yavaraté, en el departamento de Vaupés, limítrofe con Brasil.

Los preparativos para adelantar esta tarea iniciaron hace varias semanas, con pruebas técnicas de los equipos de radiocomunicaciones para permitir que más de 8.000 soldados estuvieran plenamente comunicados durante la jornada democrática en Guaviare y Vaupés.

En esta región se encuentran 96.566 personas aptas para ejercer su derecho al voto, 41.010 mujeres y 55.556 hombres, de las cuales 6.768 hacen parte de la población indígena. Para ejecutar su estrategia, la capitana Romero contó con soldados ubicados en puntos estratégicos, donde se instalaron repetidores móviles. De esta forma se garantizó el funcionamiento del sistema de comunicaciones a la hora de informar internamente sobre el transcurrir de las elecciones en el suroriente del país.

Desde su ingreso a la institución hace 14 años, esta bogotana es la mayor de dos hermanas y el orgullo de su familia, que la admira y la apoya en todo momento desde que decidió ingresar al Ejército.

“Ser militar significa sacrificio, ser militar significa amor propio, ser mujer militar es algo que me llena el corazón, porque siempre me gusta ayudar a los demás, y desde mi profesión siento que ayudo mucho a Colombia, siento que ayudo a mi familia”, manifestó la capitana Romero.

/Presidencia de la República

- Advertisement -

Related Articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Síguenos en nuestras redes
25,302FansMe gusta
1,500SeguidoresSeguir
524SeguidoresSeguir
8,220SeguidoresSeguir
706SuscriptoresSuscribirte

Latest Articles